Presente en innumerables países y compuesta por colaboradores abnegados, devotos, orantes y pacificadores, la Red-Luz, que forma parte de la Fraternidad Federación Humanitaria Internacional (FFHI), mantuvo una intensa actividad durante toda la pandemia.

Rede-Luz

A pesar de que todos tuvieron sus vidas impactadas de alguna manera, en un evento que desafía a todos,la  Red-Luz no dejó de pensar en la necesidad de los más afectados, que están pasando por situaciones muy difíciles en este momento.

Los grupos se ingeniaron para continuar trabajando en numerosas tareas. Incluso aquellos que están restringidos, debido a pertenecer a grupos de riesgo, logran, con resiliencia y creatividad, encontrar formas para asistir a los que más necesitan.

Las tareas reformuladas

Organizados a través de reuniones virtuales, los grupos logran recaudar diversos recursos para proporcionar asistencia financiera a instituciones, familias necesitadas y trabajadores que han perdido sus empleos, así como también donar ropa, calzado, alimentos, mascarillas, pañales, mantas, productos de higiene e incluso materiales de construcción.

 

Ofrecen cuidados especiales a las personas en situación de calle, sin hogar, que fueron acogidos en refugios en algunas ciudades. De hecho, hay colaboradores que se ofrecen como voluntarios en un espacio abierto por una pastoral, donde brindan albergue, ofrecen alimentos, higiene e incluso proporcionan documentos.

Por medio de encuentros virtuales, también se ofrece apoyo terapéutico a personas con angustia, ansiedad, depresión o miedo.

En algunos lugares donde ha habido un aumento en el número de perros y gatos abandonados, se llevan a cabo campañas de cuidado y castraciones, y los colaboradores contribuyen llevándolos a sus hogares.

Imposibilitados de acudir personalmente en la ayuda continua que otorgan a una maternidad, los miembros de uno de los grupos comenzaron a hacer ajuares para recién nacidos y ropa y mantas para otros niños.

Tareas inusuales

Entre las formas inusuales de asistencia se encuentra la formación de grupos virtuales para diferentes cursos: confección de mascarillas, cursos de tejido  y  crochet, artesanías y creación y manutención de huertos familiares como un incentivo para la sostenibilidad.

También de forma virtual, uno de los grupos ofrece la peregrinación de la Imagen de Nuestra Señora Aparecida.

Con los animales, se destaca el trabajo de un grupo que se hizo cargo de una perrera que fue abandonada con cuarenta y cinco perros. Sus miembros comenzaron a cuidar toda la estructura, la  alimentación, la limpieza, siempre observando las recomendaciones preventivas indicadas por los organismos oficiales.

También se ofrece atención especial a las personas mayores, haciéndoles las compras en el supermercado, cuidando a sus animales domésticos o incluso prestando atención de rutina por contactos telefónicos para aliviar la soledad impuesta por el aislamiento.

Oración, enseñanza y práctica. 

Rede-Luz

La oración, pilar que sustenta todo este trabajo y que, en sí mismo, es un servicio, también es una forma de ayuda, ya que las personas afectadas por la enfermedad o con familiares enfermos solicitan orientación y sugerencias para establecer una vida de oración y reciben una amorosa  atención.

En la enseñanza que los grupos de trabajo han recibido a lo largo de los años, se dice que “desde los niveles internos de la vida estamos preparados para entregarnos plenamente al servicio, teniendo como base ​​ la oración, la búsqueda espiritual y la verdadera caridad”.

Rede-LuzLa enseñanza ahora puesta en práctica, con prontitud y maestría, frente a la crisis que se estableció, como resume la gestora de Red-Luz, Madre María Cleonice,  monja de la Orden Gracia Misericordia: “Este grupo que compone la Red-Luz Planetaria lo alimenta  la disposición fundamental de responder siempre con prontitud a las situaciones humanas y planetarias, pues reconoce que solo cuando la necesidad de los demás se antepone la suya, se puede comprender un poco la esencia del verdadero amor que se vino a aprender en este mundo”.

 

Enlaces de los artículos de acciones de Red-Luz Planetaria: