Habitualmente ya enfrentan dificultades para sobrevivir, con innumerables necesidades básicas no satisfechas, muchas comunidades indígenas se han vuelto aún más susceptibles e indefensas debido a la pandemia mundial causada por el coronavirus.

Conociendo en profundidad la complejidad de la situación por la que atraviesan estos seres humanos, grupos de la Red-Luz Planetaria, la cual compone  la Fraternidad – Federación Humanitaria Internacional (FFHI), se mantuvieron firmes y decididos a mantener el apoyo que ya ofrecían.

Red-Luz Joinville

Una de ellas, la Red-Luz de Joinville, junto con varias entidades de la región, brinda asistencia a, aproximadamente, seiscientas cuarenta personas, además de cuidar setenta perros, con la recolección y distribución de varios productos esenciales para la supervivencia, como alimentos, raciones y medicamentos para los perros En la contribución al Reino Animal, cuenta con el apoyo de Red-Luz Balneário Camboriú.

Once pueblos indígenas en Araquari, Barra do Sul, São Francisco do Sul, Garuva y Mafra reciben alimentos cada quince días. “En este momento de pandemia, trabajamos para minimizar las necesidades, aliviar el sufrimiento y brindar solidaridad a este segmento vulnerable de la sociedad”, dijo el colaborador Luis Alberto Siqueira.

La ayuda, que ya se estaba prestando, se redefinió con otros parámetros, a través de la articulación virtual con entidades y colaboradores para obtener donaciones, conseguir transporte, una debida higiene y distribución adecuada, siempre observando estrictamente las medidas de seguridad y prevención establecidas por los organismos oficiales de salud.

Luis Alberto señala que todos los productos relacionados con la supervivencia indígena se están llevando a la Secretaría Especial de Salud Indígena (SESAI) para que este organismo los limpie y los entregue a las aldeas.

“La tarea debe continuar mientras haya necesidades básicas de supervivencia insatisfechas de los pueblos originarios de estas regiones”, dice el colaborador

Rede-Luz Paraguay

En la misma dirección y con la misma consciencia, otro grupo trabaja, la Red-Luz Paraguay, entregando alimentos a siete comunidades indígenas en el Alto Paraná, llamadas Mbya Guarani y Avá Guaraní, en la región de Ciudad del Este, frontera con Brasil.

La colaboradora Adriana Vallet explica que esta es una tarea continua que atiende a unas seiscientas personas. “Red-Luz Paraguay, con la ayuda de colaboradores de Argentina y Brasil, continúa con el trabajo iniciado por los misioneros de la Fraternidad – Humanitaria (FFHI), en el 2016“.

Lamentando el hecho de que el grupo, debido a la pandemia, no puede estar personalmente en las aldeas, Adriana aclara que, “incluso con la cuarentena, logramos mantener el envío de los alimentos, porque sabemos que estas comunidades están muy necesitadas, tanto por su extrema pobreza, así como porque no poseen la tierra, su propia tierra ”.

Iniciativas como estas demuestran que los miembros de la Red-Luz están persuadidos de actuar por el bien común, a través de la donación, no solo de alimentos materiales, sino también de sus corazones, de modo que, a través del servicio, el amor se establezca en todo el planeta, como lo expresó la gerente de la Red-Luz Planetaria, Madre María Cleonice: “estas acciones ayudan a tejer esperanza en la vida de los que sufren y a generar un ejemplo de determinación y coraje para que este mundo abandone la indiferencia y la omisión”.

Siga otras acciones de Red-Luz Planetaria con los pueblos indígenas:

Red-Luz Salta

Red-Luz Porto Alegre

Red-Luz Argentina

Red-Luz del Norte de Argentina

Misión Chaco