QUIÉNES SOMOS

La Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional (FFHI), es una asociación civil sin fines de lucro, con actuación en dieciocho países y sede mundial en el municipio de Carmo da Cachoeira (MG), a unos 300 km de Belo Horizonte. De carácter filosófico, cultural, humanitario, ambiental y benéfico, la FFHI reúne a veintiuna asociaciones civiles nacionales e internacionales que, con grupos vinculados, prestan servicios gratuitamente. Independiente y neutral, la Fraternidad acoge todos los credos, culturas y religiones y no tiene vínculos con grupos políticos o económicos. Sostenida exclusivamente por donaciones, sin ser remunerada por los servicios que presta, las acciones que desarrolla son voluntarias, altruistas y abnegadas.

MISIÓN

Los objetivos principales quedan revelados  en el nombre de la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional: practicar y diseminar la fraternidad entre todos los Reinos de la Naturaleza, despertando y ampliando la consciencia humana hacia la vida en paz, amor y altruismo.

32

Años
de actuación

22

Asociaciones Afiliadas

23

Misiones Humanitarias realizadas

83

Total*
de Misioneros voluntarios

4475

Atendidos en
las Misiones Permanentes

ACTUACIÓN

La Fraternidade reúne una larga experiencia de sus colaboradores, que actúan de forma voluntaria, fraterna y abnegada hace más de 25 años. Durante ese período, el trabajo se amplió considerablemente, y las vivencias grupales y el servicio altruista a los reinos humano, animal, vegetal y mineral promovieron la formación de diversos frentes humanitarios y de vida espiritual.

Ajuda Humanitária

Ayuda humanitaria

Cuidados com os animais

Atención a los animales

Preservação do meio ambiente

Preservación del medio ambiente

Educação

Educación

Cultura e Arte

Cultura y Arte

Vivência Grupal

Vivencia Grupal

Atividade Ecumênica Espiritual

Actividad Ecuménica Espiritual

Todas las actividades de la Fraternidade se realizan sin costo para los
beneficiados y sostenidos exclusivamente por donaciones. Contribuya!

INSTRUCTORES

José Trigueirinho Netto y Madre María Shimani de Montserrat, mentores de las Comunidades-Luz, son los principales representantes de la Enseñanza que orienta todo el trabajo conducido en el ámbito de la Fraternidade.

José Trigueirino Netto

José Trigueirinho Netto filósofo espiritualista, es uno de los miembros fundadores de la Fraternidade –Federación Humanitaria Internacional, cofundadora de la Orden Gracia Misericordia y también ideólogo y fundador de la Comunidad-Luz Figueira. Es autor de 81 libros publicados originalmente en portugués, por la Editora Pensamento, y en español por la editorial Kier. Parte de esta obra escrita comienza a editarse en inglés por Irdin Editora; en francés por Éditions Vesica Piscis (España); en alemán por Lichtwelle-Verlag.

Además de los libros, Trigueirinho registró su mensaje en más de tres mil conferencias grabadas en vivo y publicadas por Irdin Editora. Nos pone en contacto con aspectos de una nueva consciencia y nos impulsa a vivir una vida fraterna, de paz y armonía con el Universo.

Ingrese al sitio de Trigueirinho >>>

Madre María Shimani de Montserrat,

Madre María Shimani de Montserrat, de la Orden Gracia Misericordia, es una de las fundadoras de la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional y cofundadora de la Orden Gracia Misericordia y de Asociación María.

Está dedicada al trabajo de oración y transmisión de las enseñanzas de los Mensajeros Divinos: la Virgen María, Cristo Jesús y San José, difundidos por la Asociación María y por Misericordia María TV.  También es responsable por la orientación y acompañamiento de las Comunidades Luz.

Sus conferencias y libros, disponibles en el sitio de Irdin Editora, enfocan la situación planetaria actual y las amplias perspectivas de la humanidad. Contiene indicaciones de las Jerarquías Espirituales que nos asisten en este momento de cambios, que nos invitan activamente a la oración y al autoconocimiento.

PRINCIPIOS

      • El principio de la Fraternidad permea todas las acciones de la Federación. La fraternidad presupone el estado de prontitud para expresar la energía de los Planos Superiores de Consciencia. Para eso, es fundamental que todo el grupo esté buscando la energía del alma, de manera que haya verdadera unión y convivencia fraterna entre todos los miembros.
      • La Unidad de Propósitos debe permear a los servidores de la Fraternidade, teniendo en vista siempre el bien general. Esa actitud, unida a la búsqueda de unión a nivel del alma, permite que todos estén hermanados en torno de una meta mayor. Para eso, cada uno estará centrado en la propia unión con sus niveles internos.
      • El Servicio a los Reinos, de forma incondicional y desinteresada, es un principio que nos remite a la vocación de nuestra alma, que es servir y donarse a la elevación de los reinos humano, animal, vegetal y mineral. Por otro lado, en la medida que sirvamos, conducidos por nuestro nivel interno, estaremos, de hecho, contribuyendo para la realización de los Propósitos Divinos. Animados por esta intención, acabaremos elevando a todos los seres: a los que reciban la ayuda y al grupo que realice la tarea.
      • La Donación – Todas las acciones de la Fraternidade son ofertadas gratuitamente y manifestadas voluntariamente por los servidores, los cuales, deben estar donados a una causa superior y elevada. Esta condición de “estar donado” es el factor que impulsa todo el trabajo, cuya participación es espontanea, voluntaria y gratuita. Debe destacarse que no se pide rendición de cuentas a los que reciben los frutos de este trabajo abnegado.
      • La Austeridad – El principio de austeridad presupone el equilibrio y la armonía con el Ser Interior, de manera a tornarnos más conscientes de los Propósitos y de la Vida Única. En la medida que cada Colaborador adopte esta actitud interna, el grupo como un todo dará un paso en dirección a la austeridad, esa capacidad que cada uno desenvuelve al ser económico, simple, práctico, equilibrado, armonioso, preciso en las acciones y en los gestos y en el permanente desarrollo y oferta de sus dones.
      • La Transparencia – La transparencia es un principio fundamental para la actuación de un grupo de seres en servicio, pues considera como valor la unidad de todos en torno a los Propósitos Divinos que deben permear y sustentar cada tarea. Ella se da cuando cada servidor se expresa de forma verdadera y fraterna, llevando siempre en cuenta que la meta grupal debe prevalecer por sobre los intereses individuales.

 Escuche el audio de José Trigueirinho Netto sobre el tema