Gracias al trabajo de traducción, las fronteras ya no existen y las palabras integran a las personas

Para celebrar esta noble función, la ONU eligió el 30 de septiembre como el Día Internacional de la Traducción. La elección de esta fecha homenajea a San Jerónimo, definido como el patrón de los traductores. Murió el 30 de septiembre del año 420, fue quien tradujo la Biblia del griego antiguo y hebreo al latín, ampliando así su accesibilidad.

En la Fraternidad – Federación Humanitaria Internacional(FFHI), en sus afiliadas y en Misericordia María TV, traductores voluntarios trabajan en innumerables frentes de trabajo, posibilitando que la información llegue a un número cada vez mayor de personas en todo el mundo, tarea permanente que construye puentes culturales, filosóficos, humanitarios y espirituales entre diferentes pueblos.

Dia da Tradução

Mauro: “la traducción aproxima a los pueblos”

Los traductores voluntarios que colaboran en la Fraternidad – Humanitaria (FFHI) y en su filial Irdin Editora contribuyen significativamente a la expansión de las fronteras. Como dice Mauro Rotenberg, que trabaja como traductor y corrector de pruebas, “la traducción aproxima a los pueblos, algo que se ha vuelto cada vez más esencial en el mundo actual, ya que permite el intercambio cultural, científico y literario entre las personas”.

El trabajo de traducción que se lleva a cabo en Fraternidad- Humanitaria (FFHI) incluye toda la producción para el portal, videos y otros proyectos. Este año, por ejemplo, traductores y correctores llevaron a cabo importantes proyectos en colaboración con Irdin, como la traducción al portugués del Manual Esfera y la traducción al español e inglés del libro Fraternidad – Misiones Humanitarias Internacionales, escrito por Ana Regina Nogueira.

Habiendo ayudado activamente en la realización de estas dos tareas, Mauro considera que “el libro Fraternidad – Misiones nos despierta a la ansiada concreción de un mundo de paz, y sus versiones en español e inglés se hacen eco,en otros parajes, de este humano llamado para construir un mundo más fraterno”.

En cuanto al Manual Esfera, su traducción al portugués permite que muchas agencias humanitarias y organismos oficiales que trabajan con emergencias en Brasil y en otros países de habla portuguesa amplíen enormemente su capacidad de acción. Algo sumamente necesario en el escenario mundial actual.

Sin duda, el traductor permite que personas de diferentes partes del mundo se aproximen, derribando barreras entre los idiomas, facilitando el entendimiento, colaborando a la unidad de todos.

Dia da Tradução

Palabras sagradas

En Asociación María, por ejemplo, la Hermana Gemma, monja de la Orden Gracia Misericordia, coordina el sector editorial en el que participan alrededor de cuarenta y cinco voluntarios, entre traductores y revisores, que trabajan con mensajes y libros de los Sagrados Corazones en los siguientes idiomas: portugués, español, inglés, alemán, francés, italiano, coreano y mandarín. Para ella, “el apoyo de los traductores voluntarios es fundamental para que podamos traducir, revisar y publicar las Palabras de los Mensajeros Divinos – Cristo Jesús, la Virgen María y San José – en esos diferentes idiomas”.

Hna Gemma aclara que, en el caso de estos mensajes, la actividad del traductor va mucho más allá del dominio técnico del idioma, ya que “se trata de una tarea muy especial que tiene como punto fundamental la fidelidad al mensaje original, tal como lo han recibido los videntes de la Orden Gracia Misericordia”.

Dia da Tradução

Fádia, traductora voluntaria en varios proyectos

A su vez, cuando el mensaje es divino y proviene de fuentes superiores de existencia, la importante tarea del traductor alcanza otro nivel, ya que, según las palabras de hna Gemma: “El Verbo Divino, el Verbo de Dios, tiene un poder incalculable, que cura, reconcilia, ampara, sostiene, transforma y redime el corazón humano. Por eso, nuestra aspiración es poder llevar estas Palabras al mundo entero, para que todos los seres humanos tengan la oportunidad de escuchar a los Divinos Mensajeros, experimentando, personalmente, la vivencia de sentirse amados y profundamente amparados por Dios”.

A tales fines, los traductores están preparados para captar y convertir palabras con sensibilidad, interpretando, considerando, comprendiendo, reproduciendo, reflejando, aclarando cada palabra, con empatía, dedicación y empeño.

A todos los profesionales y practicantes de este arte, nuestro agradecido homenaje por todo lo que la traducción representa y brinda.

Dia da Tradução