Se destina un lugar para convertirlo en un punto focal para agregar almas alrededor de la  unidad entre los Reinos de la Naturaleza

En marzo de  2018, en ocasión del 60.º Encuentro General de Colaboradores de la Comunidad-Luz Figueira, en Carmo da Cachoeira (Minas Gerais) se reveló, como parte del Plan Evolutivo, el propósito de fundar, en pleno Planalto  Central, un nuevo Núcleo-Luz de Figueira. A partir de allí, miembros de la Red-Luz DF comenzaron a movilizarse para manifestar el pedido de la Jerarquía Divina.

Después que una integrante de la Red-Luz DF donó para Figueira, en septiembre de 2018, las tierras de la chacra de su familia, para la manifestación del nuevo Núcleo-Luz, los integrantes del grupo de Figueira en Brasilia (DF), juntamente con hermanos de la Red-Luz de Barra do Garças (MT) y de Alto Paraiso (GO), se unieron para comenzar las obras, a fin de adecuar las tierras y las habitaciones de la chacra para la instalación de una extensión de Figueira.

Situado en Planaltina (DF), en la frontera con el río Pipiripau, el Núcleo-Luz de Figueira en Brasilia, Sagrados Reinos, se destina a anclar, en el Centro-Oeste del Brasil, el arquetipo de la convivencia entre almas de los reinos humanos e infrahumanos.

“El Núcleo-Luz de los Sagrados Reinos  debe ser un punto de Luz, donde todas las actividades de Amor y Servicio a los Reinos de la Naturaleza, juntamente con las oraciones y los cánticos realizados generen, por intermedio de todos los seres allí reunidos, un campo de Luz y de Amor, que debe irradiar a los reinos de todo el planeta”, afirmó Madre Asunción de María, del Monasterio Madre del Sol, de la Orden Gracia Misericordia en Brasilia (DF), cuyas actividades paulatinamente están siendo transferidas para el nuevo Núcleo, con inauguración prevista para diciembre de 2018.

Paz y Amor

En septiembre y octubre, los miembros de la Red-Luz DF participaron de varias mutirões (servicio grupal voluntario) de construcción, limpieza y preparación para las nuevas instalaciones del Núcleo, que “es una obra divina que tiene el propósito de irradiar todas estas vibración que se construyó aquí, además de recibir almas que estén necesitando de una acogida, desesperadas en el medio de todo el caos en el que nuestra civilización está sumergida allí afuera”, afirmó Neyde Barreto, una de las coordinadoras de la Red-Luz DF.

Otra coordinadora del grupo, Heida Pinheiro, es de la misma opinión y agrega: “Va a ser una región de mucho amor, mucha paz, luz y oración. Este núcleo será como un oásis en el Centro-Oeste para muchas almas perdidas, necesitadas de amparo. La Red-Luz Planetaria tendrá aquí, como una de sus actividades principales, la finalidad de preservar los Reinos de la Naturaleza existentes y que tendrán este lugar como refugio y alineamiento. El Núcleo tendrá el papel de anclar las energías crísticas, fundamentales para los nuevos tiempos y para manifestar la nueva raza”.