En una mañana cubierta por una leve garúa, un grupo de personas animadas se reúne cargando cajas de libros y un humor atípico para un día grisáceo y casi frío. Las camisetas amarillas y las sonrisas contagiosas consolidaban la propuesta que vinieron a realizar: asoleando vidas.

Colaboradores del Núcleo-Luz de Figueira en São Paulo y Editora Irdin organizando los libros

El proyecto Asoleando Vidas, ideado por la unión entre la Editora Irdin y la Red-Luz San Pablo, tuvo lugar el 14 de octubre, en la Avenida Paulista, centro empresarial de la capital paulista, que, cuando se corta al tránsito vehicular, los domingos, sirve de punto de encuentro para movilizaciones de las más variadas tendencias de pensamientos y comportamientos. Este fue el escenario elegido para la distribución gratuita de libros que traducen la extensa y significativa obra de la Fraternidad – Federación Humanitaria Internacional y sus filiales.

“Ensolarar Vidas”(Asoleando Vidas) es el título del libro de Ana Regina Nogueira (fotógrafa, escritora y colaboradora), que inspiró el proyecto: “Este es un libro sobre servidores que, en grupo, ponen todo lo que son en todo lo que hacen. […] Una nueva humanidad está surgiendo para construir el anhelado futuro sin guerras ni fronteras, sin materialismo o codicia “, afirmó la autora. Pues fue de esta forma peculiar que este grupo reunido se manifestó: abordando a la persona exacta con el libro apropiado, conquistando una sonrisa necesaria en el momento, llevando a los corazones sentimientos de fraternidad y amorosidad.

La lectura que transforma

Cuando las palabras son suficientes para sensibilizar

Las razones científicas para el acto de leer pueden ser innumerables, así como los motivos educativos y culturales. Sin embargo, la lectura como fuente de autoconocimiento y transformación ha sido una constante experiencia que va mucho más allá de los sugestivos títulos que ilustran las tapas de los libros. Viver o Amor aos Cães (Vivir el Amor a los Perros), Tiempo de Retiro y Tiempo de VigiliaBases del Mundo Ardiente O Chamado das Árvores (El Llamado de los Árboles), Viaje a los Mundos Sutiles, Galactolatría, etc. hicieron de la elección algo difícil, ya que todos los libros eran cautivantes.

Una colaboradora nos  contó:”Una joven se acercó, fue escogiendo algunos temas, pero cuando miró a aquel dibujo del libro Bases del Mundo ardiente, sintió una algo… Dejó todos los libros que había escogido y afirmó que era solo ese que ella tenía que llevar”. La colaboradora continúa el relato: “Con un muchacho sucedió lo mismo. Después de investigar algunos libros, cuando vio el Viaje a los Mundos Sutiles, no tuvo dudas: quedó encantado y prefirió llevar solo ese”.

Cuando el acto de donar está en sintonía con el acto de recibir

Títulos que encantan

Entre las acciones de donar y de recibir puede existir un espacio colmado por una tenue, pero intensa, sensibilidad, solo percibida cuando los protagonistas de la acción dejan fluir naturalmente el acontecimiento.

Fue lo que constató y nos narró una de las participantes del evento: “Aborde a una pareja, preguntando si tenían alguna conexión con la naturaleza, si les gustaba estar en la naturaleza. Ellos sintieron desconfianza. Entonces pregunté si podía ofrecerles un libro. Ofrecí el libro: O Chamado das Árvores (El Llamado de los Árboles), explicándoles de lo que se trataba. También conté sobre las acciones de la Fraternidade, incluyendo estudios espirituales. La conversación se fue alargando, hasta que la esposa, más tímida, empezó a soltarse y decir que le gustaba mucho leer y que había separado muchos de sus libros para releer, y luego donarlos, pues no tenía más sentido mantenerlos después de su lectura. Con ese movimiento abrió un espacio para que nuevos libros con nuevos conocimientos entraran en su vida. Había sentido exactamente eso. Y, respondiendo a la pregunta inicial, dijo que eran apasionados por la naturaleza y grandes estudiosos de los árboles. Así, felices por esta coincidencia, se despidieron”.

El llamado auténtico

Humildad, determinación, tolerancia, muchos aprendizajes

Nos relata otra colaboradora: “Comentando con la compañera que el libro Galactolatría fue poco elegido, observé a un joven que, de lejos, se acercó, mirando ese libro. Cuando llegó, fue directo a él, preguntando si podía llevarlo. Le dije que podía elegir otros también, pero solo quiso ese. Y, desde ese momento, varias personas vinieron y también prefirieron llevar solo ese. Me pareció curioso ese hecho”.

Varias situaciones peculiares ocurrieron durante la movilización: algunas personas se sintieron tocadas al oír sobre las acciones humanitarias de la Fraternidade; otras se encantaron con los trabajos con los Reinos de la Naturaleza; y hubo hasta las que necesitaban solo de palabras fraternas y acogedoras.

Cultivando virtudes en el acto de distribuir palabras escritas y palabras habladas

Algunos solo necesitan de una acogida

“La actividad de distribución de libros puede beneficiar a todas las personas involucradas en ese proceso, desarrollando cualidades como humildad, determinación y tolerancia”, comenta una colaboradora. Ella continúa: “Al hablar sobre el contenido de estos libros, además de que estamos repitiendo los temas para nosotros mismos, estamos compartiendo asuntos que van a iluminar el camino y elevar la consciencia del prójimo. Entonces, aún si las personas no se interesen en llevar algún libro, las palabras que oyó van a permanecer como semillitas” concluyó.

Con el sentimiento de la misión cumplida y una sonrisa en el corazón, el grupo se preguntaba cuándo sería la próxima movilización de “asoleando Vidas”.

Más informaciones

www.irdin.org.br

 

* Libro Peregrino es un proyecto permanente de la Editora Irdin, cuyo objetivo es hacer que el libro circule de manos en manos: reciba, lea y pase al siguiente. Asoleando Vidas es una acción creada dentro de este proyecto.