Done

Misión Colombia Humanitaria

Início » Portfolio » Misión Colombia Humanitaria
Misión Colombia Humanitaria2018-10-31T10:40:14+00:00

Project Description

Apoye la Campaña y participe

Al servir, ayudamos a curar el planeta. Nuestro ofrecimiento puede llevar renovación y paz a este mundo tan necesitado.

 

 Ayude a cumplir la Misión Colombia Humanitaria

Tarjeta de Crédito
Depósito Bancario

Misioneros: somos todos nosotros, los servidores

La Fraternidade, con su rama misionaria de servicio y de amor incondicional, anhela, una vez más, reunir esfuerzos para realizar la misión de aliviar el sufrimiento humano.

En Colombia poco a poco, la Fraternidade deberá establecer un espacio permanente de ayuda humanitaria, así como se hizo en la Misión Roraima Humanitaria, en el estado de Roraima, Brasil.

Para la primera etapa de la misión, el grupo de misioneros estará compuesto por misioneros matrices, monjes de la Orden Gracia Misericordia, jóvenes voluntarios de la Campaña de la Juventud por la Paz e integrantes de la  Red-Luz, sobre todo, profesionales con formación en especialidades médicas, odontológicas y psicológicas.

La misión humanitaria “Colombia Humanitaria” llevará el impulso de despertar a nuestros hermanos de Colombia hacia la consciencia de cooperación, del servicio y de la importancia de asumir el servicio humanitario  de ayuda al semejante  para que el amor pueda curar el dolor.

Contribuya y participe de la Misión. Sepa cómo: 

Teléfono: (+55) 35 3225-1233; o e-mail: secretaria@fraterinternacional.org

Misión Roraima Humanitaria, Roraima, Brasil

Misión Colombia Humanitaria

Llegar y partir

La frontera entre Colombia y Venezuela hace mucho que es un camino de idas y vueltas, llegadas y partidas entre sus habitantes. El puente que une las dos naciones expresa hoy la necesidad de los venezolanos de salir para buscar alimentos, medicamentos y lo básico para una vida equilibrada.

Miles de personas cruzan el puente internacional Simón Bolívar. Diferentes fuentes registran hasta treinta y cinco mil personas, que diariamente parten de su país de origen; intentan dejar atrás una Venezuela hundida en una crisis humanitaria sin precedentes.

Cúcuta es la ciudad fronteriza que recibe ese flujo migratorio, del lado de Colombia. Parte de los inmigrantes no pretende regresar; algunos cruzan la frontera con la esperanza de algún día poder “volver a casa”; otros llegan a Colombia buscando productos básicos para llevar de vuelta a sus hogares y familias.

Algunas personas siguen hacia otros destinos, otros permanecen. Todos están frente a una desestructuración compulsiva y absoluta de sus vidas. Ante lo inesperado se ven impelidos a una reconfiguración insólita y además incierta.

Movilidad Fronteriza

A causa del número masivo de inmigrantes que ingresa, actualmente, en Colombia, la entrada comenzó a ser más controlada y ordenada, intentando atender las normas legales del país.

La inmigración a grandes razgos data de finales de los años noventa. En estos últimos veinte años, millones de venezolanos huyeron del país. Según la  Cruz Roja, ingresaron en Colombia y pasaron por puntos de fiscalización habilitados, desde el 2017, más de un millón de venezolanos.

Hay diferentes maneras de entrar legalmente al país. Una manera es por medio de la “Tarjeta de Movilidad Fronteriza”, que permite a los venezolanos circular por las ciudades cercanas a la  frontera, para buscar provisiones y mercadería. Para los que permanecen por más tiempo o van a otros lugares, se les exige el pasaporte sellado con registro de entrada.

Una misión que promueve la paz y el servicio humanitario

Al servir, ayudamos a curar el planeta

SOLO EL AMOR PUEDE CURAR EL DOLOR