Conociendo la Comunidad-Luz Figueira

El día 1.º de noviembre a las 8 de la mañana, partió de Carmo de Cachoeira (MG) un autobús de la Comunidad-Luz Figueira rumbo a F2 (Figueira 2), llevando a 21 estudiantes del 1.er año de Enseñanza Integral de la Escuela Estatal Profesor Wanderley Ferreira de Rezende, para participar en una actividad ligada al proceso de cultivos orgánicos sustentables, ofrecida por el Sector de Semillas de la Comunidad.

La actividad fue acompañada por Selmara, profesora de Gestión Ambiental, y Flora Agni, profesora interna de Geografía. En F2, el grupo fue recibido por Fray Renato, monje de la Orden Gracia Misericordia, coordinador del Sector de Semillas de la Comunidad, que, más allá de compartir conocimientos y experiencias con todos, les presentó el banco de semillas criollas y realizó actividades de campo con los jóvenes en el vivero y en la huerta orgánica. Los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer nuevas formas de cultivos, como la agroflorestal, que se realiza en armonía con todo el bosque y los ecosistemas.

“La Enseñanza Integral es un programa del Gobierno Federal en el cual el joven pasa el día en la escuela, teniendo más tiempo para aprovechar en otras materias, como por ejemplo, música y actividades externas a la escuela, tales como visitas a parques, ONG, centros culturales y diversos proyectos. No tiene sentido pasar la mañana y la tarde en la escuela. Entonces, el cuerpo pedagógico de la escuela se esfuerza para encontrar lugares y actividades que ayuden a los jóvenes a desarrollarse, aprender, expandir su consciencia”, así lo dijo Flora Agni.

En total, dos grupos de cerca de 40 alumnos participaron de la actividad, divididos en cuatro grupos de 20 para las visitas. Estos encuentros se realizarán semanalmente.

Conocer nuevos caminos

El objetivo de la actividad es presentar a los jóvenes, más acostumbrados al sistema tradicional de agricultura, una relación alternativa, pura y pacífica con la tierra y los demás Reinos de la Naturaleza, sin utilizar mecanismos que puedan modificar o agredir la esencia de las especies y que el resultado material del proceso sea un alimento orgánico, más saludable.

“Pensé que este paseo sería uno más como los otros. Pero, esta vez, me gustó bastante, todos participaron (…) Nadie imaginaba que existían otros tipos de semillas, con unos nombres extraños (…) Antes de conocer estas cosas yo no tenía mucho interés en experimentar. Para mi, era solo una bobada. ¡Pero no! Es muy bueno tocar la tierra y las semillas (…) Se aprenden cosas nuevas y que nos estimulan. Tuvimos hasta unas ideas (…) Fue maravilloso pasar un tiempo con los chicos aprendiendo. Y lo mejor de todo es que demostramos interés en aprender, participar y volver algún día  para ver cómo quedó y hacer de nuevo lo que hicimos hoy”, expresó la alumna Polianne María Silva Mateus.