Entrar en contacto con la luz y la sabiduría

Humano

Muchos individuos en los días de hoy tienen la oportunidad de entrar en contacto con la luz y la sabiduría. Para que lleguen a tener consciencia de ese contacto, deben desarrollar, en sí, la capacidad de estar en silencio, principalmente en lo que se refiere a sus ideas y conceptos.

Los que despiertan a realidades internas perciben que, movidos por impulsos espirituales a los que no pueden dejar de atender, son conducidos al trabajo de la espiritualidad planetaria. Su consciencia no encuentra paz si no lo acepta, si no obedece al silencio que lo revela.

Escuche el audio de Trigueirinho sobre el tema icone-audio

Se está formando un puente entre los hombres y un núcleo energético de gran potencia que, con sede en niveles divinos, irradia un amor de calidad desconocida en la superficie de la Tierra. Los puntos oscuros son removidos de algunos individuos, para que puedan tomar consciencia de ese contacto. El reposo tiene importancia fundamental en la facilitación de ese proceso, pues durante el sueño se emprende la disolución de nódulos retrógrados, incrustados en el ser hace milenios.

Chispas de luz

Para que la madurez del ser se profundice, él pasa por una etapa en la que reconoce que existe en sí una búsqueda de realización personal por medio de contactos internos – y abdica de alimentarla. Cuando la cristalinidad y la pureza se consolidan en él, se pueden revelar chispas de luz de núcleos sublimes, origen de toda la sabiduría disponible para el hombre.

Se puede decir que hay un núcleo que contiene registros impresos por consciencias de grandes iniciados que permitieron la revelación de los misterios cósmicos a la vida terrestre. Estos archivos se componen de varias categorías, abarcando desde los más ocultos secretos de la existencia cósmica hasta reglas para iniciados. En ellos se encuentra el origen de textos captados por HP Blavatsky (HPB), tales como Las estancias de Dzyan, relativas a esos secretos, y el libro LA VOZ DEL SILENCIO, que se refiere a la formación de los que se acercan a la espiritualidad o que evolucionan por medio del servicio directamente integrado a ella.

Reglas para discípulos y aspirantes

También de estos archivos se originaron las Estancias que DK transmitió a Alice Bailey, así como las reglas para discípulos y aspirantes, las cuales forman la base de la mayoría de sus obras.

La espiritualidad, en contacto con el núcleo cósmico responsable del estímulo espiritual que se vierte sobre la Tierra, estableció un período en que ese estímulo se daría más intensamente. Tal período debería extenderse por aproximadamente cien años. HPB dijo explícitamente que sólo de allí a un siglo la humanidad comprendería la razón de que la DOCTRINA SECRETA se escribiera a pesar ó no obstante  toda la oposición.

Esta obra fue editada en agosto de 1888, a pesar de la incomprensión de la época y bajo la agresividad expresada por la crítica.

Alrededor del trigésimo año del período estipulado por la espiritualidad como “un siglo de impulsos especiales”, DK transmitió a Alice Bailey la definición de sus etapas:

  • fase preparatoria
  • fase intermedia
  • fase reveladora

Estamos en la fase reveladora, tiempo de culminación de los estímulos internos transmitidos en el transcurso de ese período. Los aspirantes y discípulos deben transponer algunas pruebas, individuales y planetarias, entre las cuales se encuentra  la prueba del silencio.

Es posible que aparezcan, aun en el transcurso de esta transición planetaria, enseñanzas más profundas de potentes fuentes cósmicas. Esto consistiría en una realización suprema por parte de la espiritualidad y de la humanidad. Esta, así, participaría de la redención del planeta Tierra, cooperando con la Hermandad del Cosmos.

Texto extraído del libro: A los que Despiertan, Trigueirinho Ed. Kier, Buenos Aires
Audio completo en: O silêncio e o seu poder

Vea todos

 

Silêncio névoa azul