Lançamento livro Fraternidade Missões Internacionais em Divinopolis

El lanzamiento del libro Fraternidad – Misiones Humanitarias Internacionales fue minuciosamente programado por la Rede-Luz Divinópolis. Experiencias sin precedentes sintonizaron a sus cinco miembros, que superaron obstáculos y barreras personales ante la importancia del servicio de difusión. Subdividieron las tareas. Recorrieron  instituciones educativas y medios de comunicación locales, pegaron carteles en decenas de establecimientos, entregaron  volantes de mano en mano y publicaron invitaciones en las redes sociales.

Una vez programadas las fechas, llegó el día en que Ana Regina se trasladó en coche, 200 km de distancia, junto con  la coordinadora Maria das Graças Faria Campos, quien nos cuenta su mayor reto, repartir volantes: “Cuando camino por las calles, me niego a recibir volantes, y ahora voy allí, a la calle e instituciones, ‘distribuyendo papeles’. Sin embargo, no fue difícil abordar y hablar del evento con entusiasmo para diferentes personas, diferentes ideas, diferentes discursos. Fueron educados y los recibieron”.

En esos días soleados, la escritora comenzó la conversación con la población en el programa Bom dia Divinópolis. A lo largo del día, prosiguió con entrevistas en Radio y TV Minas y en la filial de la Rede Globo, MG1 de TV Integração.

Lançamento livro Fraternidade Missões Internacionais em Divinopolis Lançamento livro Fraternidade Missões Internacionais em Divinopolis

También donó sus cuatro libros a la Biblioteca Pública Ataliba Lago, donde se realizó un círculo de conversación con la Secretaría Municipal de Cultura y bibliotecarios.

Pasamos un rato agradable reflexionando sobre la vida en compañía de amigos“.

La conversación con Ana Regina Nogueira me permitió darme cuenta de que debemos mirar a nuestro alrededor para reconocer los milagros diarios en los detalles, sabiendo lo maravillosa que es nuestra vida“, expresan María Madalena y Nilmara, respectivamente.

En las conferencias de los dos días siguientes, tanto los estudiantes universitarios de la UEMG como el público del Senac participaron en historias altruistas de misioneros que ayudan, con amor, a la agonía de las personas necesitadas de varias naciones. Oyeron hablar del despertar de la consciencia, que nos lleva más allá de la vida común, de la ilusión materialista y nos enseña la razón por la que nacimos: evolucionar al servicio del otro. El público hizo silencio y se elevó, lo que llevó a la profesora  Virginia a comentar: “Con la charla de amor incondicional para todos los seres, Ana Regina, de una manera clara, coloca a la gente muy cerca de ella. Por lo general, los estudiantes llegan a las clases y, después de firmar la lista de asistencia, se van. Esa noche, ¡no salieron! Otra cosa: volví al aula con ellos y tuvimos una magnífica discusión. Fue impresionante ver la acción misionera presentada en los videos. ¡Maravillosas escenas! Estaban con cada persona de una manera total, por ejemplo, en el cuidado de las heridas en los pies de los refugiados venezolanos. Ven al otro como a otra persona”.

La primera de muchas dedicatorias fue para el alcalde de Divinópolis, que envió un representante para recibir a la autora y llevarle un libro.

Wilda dos Santos Araújo participó en cada paso. En marzo de 2019, durante la conferencia de la escritora sobre el libro Fraternidade en el Encuentro General de la Comunidad-Luz Figueira, lloré y vi caer lágrimas en otros rostros. Ana Regina nos trajo la presencia del instructor Trigueirinho que, a través de ella, condujo nuestro viaje. Tenía ganas de leer sus libros. Empecé con Ensolarando Vidas (Asolenado Vidas), lo que amplió mi visión de la obra. Era como penetrar nuevos registros. La lectura despertó en mí la obligación de contribuir para que más gente lea sus libros y vea cómo es posible hacer una diferencia en el mundo a través de pequeños actos de amor.

Paralelamente a los lanzamientos, hubo una activa difusión de libros de Irdin Editora, impulsada por el gerente de operaciones Evandro O. Leite, con el apoyo de los miembros de Red-Luz. Bien recibido en las librerías, hubo demandas de ventas y préstamos a clientes de publicaciones y CD de peregrinos. Se combinó proyectar videos instructivos a los lectores. También se instaló un puesto de libros en el centro de la ciudad. Curiosos con ojo de búsqueda eran bienvenidos, como la señora poeta o la madre del flautista Fernando Queiroga, que actuaría en el evento del Senac. Algunos conocían los escritos de Trigueirinho. Evandro recuerda: “Mucha gente se acercó a través de la difusión de volantes. Algunos fueron a la conferencia. Un policía militar se interesó por el trabajo fraterno y, cuando le explicaron las Misiones Humanitarias de Roraima, prometió donar millas aéreas“.

La misionera de la Fraternidad de Alejandrina concluyó: “Fui a colaborar, pero recibí más de lo que di. Fue una sorpresa cuando Ana Regina abrió el libro de forma aleatoria y leyó una de mis charlas sobre los hechos vividos por mí y por el grupo en las misiones de Turquía, Grecia, Roraima. Todo era hermoso: la música, las sonrisas, la gente, el aprendizaje“.

Palabras de amor a los que sirven y a los que son servidos, motivaron a cuatro oyentes para, , participarla semana siguiente,  en la Experiencia Misionera en Carmo da Cachoeira. Otro, inspirado en el libro Viver o Amor aos Cães (Viviendo el Amor a los Perros), se puso en contacto con los veterinarios locales para visitar juntos la perrera del Parque Francisco de Asís, en Lavras.

Terminado el encuentro, María Emilia Mendes Henriques, de la Red-Luz, afirmó: “Durante estos días, un rayo de luz descendió sobre la ciudad  del Divino, Divinópolis“.