Hoy finalizamos las publicaciones en homenaje al Día Mundial del Agua. A lo largo de esta semana, trajimos varias experiencias de respeto y cuidado por este bien común. En esta publicación conocerán la experiencia de la Comunidad-Luz Nova Terra y al finalizar recibirás una invitación especial para llevar a cabo un gran cambio de paradigma en relación al agua. ¡Síganos!

La Comunidad- Luz Nova Terra ubicada en el Valle de Gamboa , entre las montañas de la Sierra de Capim, RJ. Brasil, filiada de la Fraternidad-Federación Humanitaria Internacional (FFHI) siendo referencia de modo de vida de área rural, manifiesta en su diario vivir el cuidado constante de los servicios más elementales.

Recientemente obtuvo el resultado del análisis de laboratorio sobre las aguas de su comunidad y como bien dijera Pama, coordinadora de este espacio: ”Es una bendición tener Agua pura en esta situación planetaria”.

Consciencia de saneamiento en acción

La Comunidad-Luz Nova Terra mantiene un ritmo continuo de acciones cuya prioridad más inmediata es mantener como mínimo y mejorar en lo posible el acceso al agua con calidad para todos los humanos, animales, así como para el reino vegetal que allí habitan.

Gracias a servicios como el encaminamiento apropiado de basura, sistema de compostaje, la evacuación de aguas residuales, creaciones de cercas de protección de manantial y alcantarillas sanitarias,  entre otros,  ejecutados  por miembros de la comunidad bajo la asesoría de especialistas, todo eso está siendo posible.

A consciencia de la importancia del saneamiento del agua y su gran contribución  al cuidado del medio ambiente, algunos miembros de la comunidad, entre jóvenes y adultos participan de formaciones continuas que los van capacitando, cada vez más, a gestionar el proyecto con funcionalidad  y sustentabilidad.

“Recientemente representantes de Taboa Ingeniería estuvieron en la comunidad aportando su conocimiento y experiencia  práctica sobre el tema de saneamiento, hicimos talleres y reconocimiento de las áreas , su visita dejó un gran impulso para continuar con más firmeza.” Es Rufino, joven residente de la comunidad y representante del sector de los reinos quien comenta.

“Después de una semana comenzamos a aplicar las técnicas aprendidas” agrega Rufino, y concluye  afirmando , “nos espera un nuevo ciclo con nuevos desafíos”.

El gran desafío

En su totalidad  el grupo está consciente de los cambios que tienen que ser sembrados, en cuanto a mentalidad, costumbres, modo de vivir en lo personal, grupal y social.

De esta manera sienten que están contribuyendo a la nueva cultura del agua  el gran desafío, entendida como el resultado a los cambios radicales .

Una invitación

Los integrantes de la Comunidad-Luz Nueva Tierra hacen una inviitacción a los lectores: “Retomar el legado de culturas antiguas e iniciarnos en una relación de escucha amorosa y convivencia armoniosa con el agua. De esta manera nos conectaremos con su valor vital y sagrado reconociéndola siempre como un derecho de todos, patrimonio de la humanidad, bien común”.