En la Comunidad-Luz Figueira, en Carmo da Cachoeira, Minas Gerais, Brasil, los días 27 y 28 de abril de 2019, se realizó el 1.er Encuentro Mundial de la Juventud Misionera por la Paz con el tema “Un Llamado a la Misión”.

El evento tuvo dos modalidades de participación: presencialmente, contó con 100 participantes y, por internet, 103 inscriptos pudieron acompañar las transmisiones en vivo. En total, estuvieron representados 10 países: Angola, Argentina, Austria, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, Portugal y Uruguay.

El Espíritu de las Misiones

El sábado 27, La conferencia “El Espíritu de las Misiones Humanitarias”, impartida por Fray Luciano, monje de la Orden Gracia Misericordia, inició el encuentro y la transmisión en vivo. La exposición discurrió sobre diversas cuestiones. A continuación, presentamos un breve resumen.

Internamente, todo ser humano siente la necesidad de donarse. Sin embargo, la vida normal enfatiza demasiado actitudes como la realización personal y la obtención de bienes materiales, entre otras. El potencial de donación de sí mismo, muchas veces, va quedando escondido o atrofiado. De esta forma, las misiones ofrecen a sus participantes una oportunidad para despertar la caridad y las capacidades de amar, de superarse y de trascender.

Las misiones humanitarias son una puerta para el contacto con la vocación misionera que está dentro de cada uno. Las situaciones de extrema vulnerabilidad, en las cuales tanto el ser humano como los Reinos de la Naturaleza están expuestos, impactan la consciencia de quien está en una misión. El estar ante los niños indígenas enfermos, ancianos debilitados y animales traumatizados, por ejemplo, redimensionan muchos aspectos internos. La tensión del contexto activa fuerzas ocultas que pueden trascender la zona de comodidad personal. Las demandas en una misión son tantas que ocurre un “natural” ejercicio de olvido de sí mismo.

Testimonios de la Juventud

La Juventud Misionera por la Paz es la rama de servicio de la Campaña de la Juventud por la Paz. Desde el principio, las jornadas de la Juventud Misionera por la Paz tuvieron el apoyo y el incentivo de la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional.

En ese sentido, jóvenes misioneros actúan tanto en las jornadas de la Juventud Misionera por la Paz como en las misiones conducidas por la propia Fraternidade. Después de la conferencia, algunos jóvenes compartieron testimonios de sus vivencias misioneras.

Marcela Pardini habló un poco de la Juventud Misionera por la Paz en Belo Horizonte (BH), que, entre otras actividades, ya se desempeñó en asentamientos y en el auxilio al reino animal en una casa de rescate de perros. Sarah Grossi, también de BH, expresó su experiencia en la misión en Brumadinho (MG): “En una misión, algo en nosotros, que tardaríamos dos años en descubrir, lo percibimos en dos minutos”. Víctor Hugo, de Bolivia, dijo que sintió el sufrimiento de las montañas al estar en el lugar de la ruptura de la represa de mineral en Brumadinho.

Daniela Jaramillo, de Ecuador, comentó que la Misión Permanente en Carmo da Cachoeira  intenta suplir las necesidades tanto de la ciudad como de la Comunidad-Luz Figueira. El joven colombiano Jeison Bolívar participó en la Misión Colombia y afirmó: “En todo instante, un misionero debe estar listo para servir”.

María del Carmen, misionera en Roraima, tuvo una experiencia en el sector de  educación con los niños albergados. Las escuelas de los refugios son trilingües, ya que hay clases en lengua portuguesa, española y Warao hablados por los refugiados indígenas venezolanos.

Misión Roraima

Hubo una pequeña transmisión directa del albergue Tancredo Neves en Boa Vista, Roraima. En aquel momento se estaba presentando una danza para los refugiados. La misionera Clara, con alegría, mostró la entrada y la estructura básica del refugio, las carpas de fuera y de dentro del gimnasio y el contenedor de apoyo de la Fraternidad. Clara invitó a los jóvenes participantes del encuentro a ir a la Misión Roraima.

A continuación se exhibió un vídeo sobre el primer refugio montado en Boa Vista, llamado “Pintolandia”, que actualmente alberga a unos 600 refugiados. Algunas de las escenas pasadas en la pantalla mostraban la distribución de pañales, el gimnasio, los armazones con las hamacas paraguayas, los niños jugando, la confección de artesanías, los indígenas escuchando música y viendo televisión, las carpas fuera del gimnasio y las familias cocinando sus comidas.

Poema y caminata

Al final de la transmisión, Renata da Silva, joven participante de la Misión Roraima, ofreció un poema, cuyo título emana la esencia del espíritu misionero: “Servir es Amar”.

Al cierre de la jornada, bajo el cielo estrellado, todos los participantes del evento presentes en la Comunidad-Luz Figueira hicieron una caminata nocturna hasta Tierras del Sol, región próxima al área F2. Allí hubo una sintonía con cánticos y oraciones, preparando a los jóvenes misioneros para el descanso y para la continuidad del encuentro al día siguiente.

Más informaciones:

www.juventudepelapaz.org

E-mail: campanha@juventudepelapaz.org

WhatsApp: (+55) (48) 99903-8805