Novos colaboradores em treinamento com os Missionários da Fraternidade.

Nuevos colaboradores en entrenamiento con los Misioneros de la Fraternidade

Después de Roraima, Bogotá y Cúcuta, en Colombia, los misioneros de la Fraternidade-Federación Humanitaria Internacional (FFHI) están asumiendo un cuarto frente de trabajo humanitario con refugiados venezolanos, ahora en Manaos. Con esta iniciativa, FFHI amplía su participación en la Operación Albergue, una respuesta humanitaria integrada por el gobierno brasileño, la ONU y  entidades de la sociedad civil.

Brindar mejores condiciones para atender a los refugiados, que continúan llegando a Brasil por cientos diariamente, llevaron a la Operación Albergue a extender el trabajo más allá de Roraima. La ciudad más grande del norte del país, Manaos ya alberga a unos tres mil venezolanos, lo que equivale al uno punto siete por ciento de la población local de dos millones ciento cincuenta mil, según el Ejército brasileño. Las actividades de estructuración y adecuación de la misión en la capital amazónica ya están en marcha y deberían  estar concluídas a mediados de octubre.

PARTICIPACIÓN DE FFHI

FFHI, una organización no gubernamental (ONG) creada y con sede en el municipio de Carmo da Cachoeira (MG), ha estado realizando misiones humanitarias desde 1987 en Brasil y en varias partes del mundo. Los voluntarios de la institución ya han estado presentes en verdaderos desastres sociales, naturales y ambientales, emigraciones por conflictos y persecución étnica, en Brasil y en países como Uruguay, Chile, Etiopía, Ruanda, Nepal, Turquía, Egipto y Argentina.

SITUACIÓN EN MANAOS

El proceso de reubicación consiste en la recepción permanente del refugiado, una iniciativa del gobierno brasileño que cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la participación de FFHI. Dadas las condiciones limitadas de atención en Roraima, este proceso fue llevado a cabo orgánicamente en Manaos, con muchos refugiados que se trasladaron por su cuenta en busca de un destino fijo. Este cambio provocó la necesidad de un nuevo frente de Operación Albergue.

Recepção de família venezuelana acolhida no alojamento temporário

Recepción de la familia venezolana acogida en el alojamiento temporario

“A mediados de agosto de este año, el Ejército y el Comité Federal confirmaron, oficialmente que, además de Roraima, Manaos pasaría a formar parte de la Operación Albergue“, informa José Egas, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Brasil. Explica que la gran cantidad de personas indígenas y no indígenas que viven en situación precaria llamó la atención del gobierno brasileño y de la ONU.

“El gobierno brasileño decidió entonces expandir el proceso de reubicación y firmó varios acuerdos con las empresas de aerolíneas, obteniendo asientos en los vuelos para que los refugiados viajen a ciudades que pueden albergarlos. Es una acción conjunta y articulada entre la sociedad civil, organismos gubernamentales y los empresarios de todo Brasil”, según Egas.

En Manaos, se están organizando alojamientos para refugiados considerados ‘en tránsito’ para que sirvan como base para los venezolanos en las etapas finales de reubicación. Las actividades de FFHI incluyen la mediación con los gobiernos estatales y municipales en la búsqueda de soluciones a las necesidades humanitarias locales más urgentes.

Según Frei  Luciano, gestor general de FFHI, la llegada de la ONG a Manaos tiene el propósito de ejecutar y organizar la llamada fase de ‘reubicación’, trabajando con venezolanos en tránsito que ya han pasado por las etapas de regularización de documentos, recibieron vacunas y, en algunos casos, capacitación. “Uno de los proyectos de FFHI es crear condiciones para que los refugiados aprendan portugués antes de partir a otros estados de Brasil”, explica. 

FFHI EN MANAOS

El trabajo de la FFHI en los alojamientos de Manaos no difiere de lo realizado desde 2016 en cinco de los doce refugios de Roraima. “Organizar los entornos que han sido designados para dar cabida a los refugiados, proporcionarles seguridad, higiene y un mínimo de confort humano comienza con la capacitación interna del equipo”, explica Clara, misionera y coordinadora de campo de la FFHI.

Alojamento (HUB) temporário em funcionamento

Alojamiento temporario en funcionamiento

“Necesitamos capacitar al nuevo equipo, de once personas, para que todos puedan aprender a actuar adecuadamente en el contexto complejo que enfrentarán. La capacitación tiene una parte teórica, del porqué de esta situación, de dónde provienen estas personas, y luego orientación práctica, como completar formularios, presentar documentos y, especialmente, cuál es la postura adecuada que un contratado o voluntario debe tomar antes personas que vienen de una odisea que los ha sometido a desplazamiento forzado y a mucho sufrimiento”, dice la coordinadora.

El papel de los misioneros está destinado a ayudar en la reestructuración y reanudación de una vida digna. Con la creciente crisis migratoria global, el conocimiento acumulado por la FFHI, construido en la práctica, ya es reconocido y demandado por instituciones multinacionales como el propio ACNUR

Obras en el lugar que albergará el nuevo alojamiento

“MANO AMIGA Y BRAZO FUERTE”

Las Fuerzas Armadas han actuado con éxito en la gestión de la crisis humanitaria que involucra a los venezolanos en el norte del país. Según el Teniente Coronel Castro Freitas, portavoz de la Operación Albergue, la llegada de la misión a Manaos también tiene la propuesta de ordenar los espacios urbanos, en beneficio de los refugiados y los residentes locales.

“Hasta hace poco más de un mes había refugiados ocupando las calles alrededor de la estación de autobuses de Manaos, ya que la mayoría de ellos llegan en autobús a la ciudad. Hoy, el albergue preparado para recibirlos está totalmente organizado con un área para pasar la noche, un área de baño, lavandería y un comedor”, explica el militar.

DATOS – OPERACIÓN ALBERGUE

  • Trabajos de detección, identificación e inmunización de los venezolanos y construcción, recuperación y ampliación de los refugios.
  • Apoyo logístico en transporte, alimentación y salud.
  • Apoyo al proceso de reubicación de inmigrantes.
  • Veinticuatro estados ya han recibido refugiados
  • Alrededor de veinte mil venezolanos ya han sido reubicados por la Operación Albergue
  • Los estados que más refugiados han recibido hasta ahora son Amazonas: dos mil ochocientos sesenta (2.860), São Paulo un mil cuatrocientos ochenta y ocho (1.488) y Rio Grande do Sul un mil cuatrocientos veintiocho (1.428)

Se hacen contactos diariamente con empresarios de todo Brasil para promover una reunión de estos empresarios con los venezolanos especializados

CRISIS DE VENEZUELA

Desde 2013, cuando una crisis sociopolítica sin precedentes golpeó a Venezuela, más del diez por ciento (10%) de la población del país, cerca de 4 millones de personas, han emigrado a otros países latinoamericanos, incluidos Brasil y Colombia. El estado brasileño de Roraima, que limita con Venezuela, ya ha recibido más de ciento veinte mil (120,000) refugiados, y hoy el veinte por ciento (20%) de la población en Roraima ya es venezolana. La población en situación de calle, sin hogar, en la ciudad de Boa Vista ya supera las tres mil quinientas personas, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).