Es necesario un compromiso cuidadoso y mucha creatividad para que todo el cuerpo docente de la Escuela Parque Tibetano enfrente los desafíos relacionados con la continuidad de la enseñanza en este período de pandemia.

Buscando inspiración en elementos de la pedagogía Waldorf, en las enseñanzas de  Madre (Mira Alfassa), continuadora  del trabajo de Sri Aurobindo, en las instrucciones de Alice Bailey, y fundada en los atributos de la Comunidad-Luz Figueira, la Escuela Parque Tibetano, integrante de la Fraternidad – Federación Humanitaria Internacional (FFHI), sigue una línea de trabajo en la que el contacto interpersonal entre maestros y niños es el fundamento. “Pedagógicamente, el contacto cara a cara con el niño es primordial para guiar el trabajo a desarrollar”, explica la directora Luciana Guimarães.

Ensino Escolar em Tempos de Pandemia

Aunque, en este momento de aislamiento social, lo más práctico es usar la tecnología como un aliada, la escuela decidió no hacer un uso indiscriminado de las clases en línea, como explica la directora: “la escuela prefiere no alentar a los niños y jóvenes el uso prolongado de teléfonos celulares o computadoras, por lo que ha alentado a los maestros a ser creativos y cuidadosos en la planificación de las actividades, estimulando las   potencialidades educativas del contexto mismo en el que viven los niños y los jóvenes ”.

Entre estas actividades alternativas, se destacan las siguientes: envío de materiales impresos, como guías de estudio, préstamo de libros para lectura e investigación, intercambio de cartas escritas a mano entre estudiantes y maestros, tareas realizadas en cuadernos y, alguna vez, usar llamadas telefónicas para enviar historias y guiones de actividades. Los recursos tecnológicos están presentes en algunos encuentros por videoconferencia o por intercambio de mensajes por aplicativos.

Al recordar que las clases remotas no son sinónimo de clases on-line, Luciana señala que “el enfoque ha estado dirigido, especialmente, a mantener el vínculo y la colaboración entre la familia, los estudiantes y la escuela”.

Superando desafíos

Al principio, hubo algunas dificultades para establecer un nuevo ritmo entre la escuela, las familias y los organismos competentes, con respecto a la dinámica y a los plazos del estudio remoto. La idea de la gestión escolar era distribuir un cuestionario a las familias, para comprender sus necesidades, y que sirviera de base para poner en práctica todas las estrategias. Según la coordinadora Joana Liu, “el retorno [que se dio] a estas preguntas fue dando margen para que el cauce  del río tomara forma nuevamente y fluyera en una misma dirección”.

Ensino Escolar em Tempos de Pandemia

Para la coordinadora pedagógica de la escuela, la hermana Inmaculada, esta nueva realidad vivenciada por todos inicialmente produjo una reflexión sobre la “importancia del núcleo familiar como cuerpo educativo”. Luego, las reflexiones se ampliaron: “Parece que de alguna manera volvemos a lo que, nuevamente, es esencial. Parece que trajo una fuerza interior para tratar con lo inesperado, lo inusual, y para poner nuestra creatividad y espíritu a trabajar más; interactuar [con esto] en unidad, como un cuerpo de gestión, pedagógico y familiar, tomados de la mano para sostener el propósito de esta escuela y para superar los desafíos y también las dificultades inherentes a esta situación de confinamiento”.

Una vez superados los desafíos enfrentados y las adversidades iniciales, lo que al principio parecía imposible se fue atenuando con la unión construida entre la escuela y las familias. “Poco a poco, el equipo escolar y las familias comenzaron a crear un nuevo ritmo junto a los niños y se abrieron al nuevo formato remoto”, informa Joana. Optimista, agrega: “Nos sentimos más preparados, fuertes, seguros y creativos para continuar y enfrentar los desafíos que surjan, con la certeza de que siempre hay nuevos caminos para descubrir y muchos aprendizajes”.

Ensino Escolar em Tempos de Pandemia