Inspiraos por el tema “Preparando la Tierra en Unidad”, el grupo realizó actividades de jardín y de música, incluyendo las liturgias.

“La sintonía fue grandiosa, fue posible sentir una vibración de amor y consciencia planetaria, una sensación de unidad universal”, destaca Catia Bittencourt, una de las participantes.

El encuentro realizado en la Comunidad-Luz de la Fraternidad, ubicada en Aurora, afiliada a la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional (FFHI) tuvo lugar a fines de junio y contó con la participación de muchas personas provenientes de Uruguay, Argentina y sur de Brasil.

El objetivo de acción fue vivenciar uo de los principales atributos del Centro Mariano de Aurora: unir la experiencia grupal para expresar y desarrollar una vida fraterna, consagrada a la paz, al servicio, la oración y al cuidado con los Reinos de la Naturaleza.

Durante los trabajos prácticos con la tierra, se abonaron los canteros de rosas en el jardín de María, se realizó una poda, li pieza y recuperación del suelo. El sector de plantas medicinales también recibió cuidados por parte del equipo.

Los presentes tuvieron la oportunidad de contactar con canciones que profundizan el vínculo con la Madre Tierra a lo largo de todo el encuentro. El compromiso de los participantes con el propósito de la vivencia posibilitó una total integración con los Reinos de la Naturaleza. “Fueron momentos especiales con muchas señales de amor”, finaliza Catia Bittencourt.

El Centro Mariano de Aurora y la Comunidad-Luz de la Fraternidad, están ubicados en el departamento de Paysandú, Uruguay, a 20 km de la ciudad de Salto.