Clases suspendidas, padres trabajando en casa. El momento de aislamiento social impuesto por el coronavirus cambió por completo la rutina de todos, pide serenidad, tranquilidad y creatividad, especialmente en el entorno doméstico.

Pedagogia de Emergência

Actividades de educación artística para niños y jóvenes migrantes refugiados por la Misión Roraima.

Los niños y los jóvenes, mucho más que los adultos, son desafiados a superar el cambio completo en la rutina. Ya no pueden ir a la escuela, jugar en la calle, encontrarse con amigos, ni siquiera el almuerzo del domingo en la casa de la abuela pueden pasar.

Este cambio brusco puede generar tristeza, angustia e incomprensión. Es hora de respirar, adoptar todas las medidas preventivas estipuladas por los organismos de salud competentes y tener cuidado con uno mismo y con los demás.

La hermana María, monja de la Orden Gracia Misericordia y misionera de la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional (FFHI), coordinadora de los proyectos de educación artística para niños y jóvenes migrantes venezolanos protegidos por la Misión Roraima, explica cómo algunas prácticas de Pedagogía de Emergencia pueden contribuir a la comprensión y vivencia de este momento. “La pandemia puede ser un factor traumático, ya que rompe la noción de continuidad en los procesos psicológicos de los sujetos, ya sean niños, jóvenes o adultos. Y es por eso que se vuelve muy importante trabajar el vínculo afectivo entre familiares y amigos. Fortalecer los lazos crea seguridad emocional y mental refuerza.

Actividades de educación artística por la Misión Roraima.

Jugar es cosa seria

Pedagogia de Emergência

Actividades de educación artística para niños y jóvenes migrantes refugiados por la Misión Roraima.

Los educadores y psicólogos, entre otros profesionales, afirman la importancia de jugar en el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños. Sin embargo, algunas personas piensan que esta actividad está restringida a los niños, cuando, de hecho, los adultos pueden y deben participar de ese universo.

Para la monja, este momento de aislamiento puede convertirse en una oportunidad para que los padres refuercen los vínculos con sus hijos, ya sea que los acompañen en las actividades escolares intelectuales o en juegos y contando historias.

«Los padres que crean este vínculo con sus hijos potencian su desarrollo psíquico-emocional y su autoestima», dice. «Los niños y jóvenes que realizan actividades simples, como limpiar la casa, el patio o realizar diversas actividades que no se limitan a la computadora, desarrollan mucho más la capacidad cognitiva y mejoran las relaciones sociales», ejemplifica.

El misionero de la Fraternidade – Humanitaria (FFHI), Anderson, uno de los promotores de los proyectos de Pedagogía de Emergencia en las misiones humanitarias desarrolladas por la organización, señala que “se deben buscar herramientas y expresiones muy simples, lúdicas y didácticas. Esto es aún más importante en este tiempo en que todo el Planeta está pasando por una situación de emergencia, que debería verse como una gran oportunidad de aprendizaje, cambio de prácticas y valores por parte de toda la humanidad».

Actividades de educación artística por la Misión Roraima.

Algunos consejos de juegos que promueven la creatividad, el aprendizaje y, al mismo tiempo, ayudan a mantener a los niños y jóvenes ocupados y felices en casa:

  • Sesiones de cine en familia.
  • Escuchar música, cantar y bailar (pero a un volumen aceptable que no moleste a los vecinos)
  • Juegos de mímica y adivinaciones.
  • Rescate de danzas y canciones de rondas: 
  • Jugar a la cabaña: una sábana y sillas son suficientes y pueden entretener a niños y adultos durante mucho tiempo.
  • Detective y bandido.
  • ¿Quién soy?:Adivinación de personajes de la historia: hay una aplicación que se puede descargar en el teléfono celular.
  • Juegos de Sombras Chinas: se pueden utilizar las manos, cucharas, ollas, vasos de plástico, objetos de la casa, linterna del teléfono celular: se crean historias y personajes que conducen al mundo de la imaginación (cualquier grupo de edad, ya que incluso los adultos juegan).
  • Búsqueda del tesoro: se puede esconder algo interesante dentro o fuera de la casa, como un objeto, un paquete de galletas o cualquier juguete, y durante el juego poner pistas en varios lugares que llevarán a la ubicación del tesoro.
Aprenda más sobre el método de Pedagogía de Emergencia