Misión Colombia Humanitaria2018-12-14T07:22:15+00:00

Project Description

Misión Colombia

Done Ahora

Misión Colombia

Un significativo número de venezolanos está cruzando las fronteras de Brasil y de Colombia para buscar una nueva oportunidad y perspectiva de vida. Para algunos, la migración representa un recomienzo; para otros —los más jóvenes— representa la búsqueda de una oportunidad de construir un futuro digno y constructivo. Tal realidad está determinando una condición para el surgimiento de una crisis humanitaria sin precedentes en Sudamérica, lo que demanda una acción inmediata y una respuesta en muchos niveles de las estructuras de los países que reciben esos inmigrantes, que, en el fondo, son refugiados en búsqueda de una oportunidad de mínimas condiciones de vida.

SU AYUDA HACE POSIBLE LA MISIÓN

Para realizar la Misión Colombia durante dos meses el aporte necesario ed de $13,182.00
Acompañe nuestras necesidades e involúcrese con esta causa de Amor

18%

PASAJES

Para que los 11 Misioneros viajen a la Misión Colombia necesitamos reunir

$6720,43

VEHÍCULO

Para los traslados de los grupos en servicio necesitamos de

$6,720.43

ALQUILER

Para la casa en Cúcuta se necesita compeltar el valor de

$775.43

ALIMENTO

ara suplir la alimentación de 15 misioneros, necesitamos reunir

$1,550,87

Done Ahora

ELIJA CÓMO DONAR

Donación por PayPal

Deposito Bancario

DATOS BANCÁRIOS

Razón Social: Fraternidade – Federação Humanitária Internacional
CNPJ: 13.281.242/0001-42

itau

BANCO ITAÚ S/A (341)
Ag: 0802 | C/C: 68681-6
Código SWIF ITAUBRSP IBAN: BR48 6070 1190 0080 2000 0686 816C 1

BANCO DO BRASIL S/A (001)
Ag: 0012-4 |C/C: 57175-X

Donaciones en COLÔMBIA


Cuenta: 91200066338
Ana Beatriz Davila Cardona

DONACIÓN POR PAYPAL

Donación en EUR




Donación en USD




Donación Mensual
Prográmese en el sitio de Paypal

Es así que, desde el 2016, la Fraternidade – Federación Humanitaria Internacional actúa en esta creciente crisis migratoria, intentando mitigar no solo las necesidades más inmediatas, sino también creando condiciones de albergue y de nuevas oportunidades de vida, en asociación con otras organizaciones no gubernamentales como Acnur y Unicef.

La Fraternidade actúa en cuatro albergues en Boa Vista (capital del estado de Roraima) y en un albergue en Pacaraima, ciudad de Roraima que es frontera con Venezuela. Dos de esos abrigos atienden a la población exclusivamente indígena y, en los demás albergues, asiste a venezolanos llamados “criollos” (no indígenas).

Desde agosto del 2018, la Fraternidade se sensibilizó para expandir su actuación para actuar en la frontera de Venezuela con Colombia, en la ciudad de Cúcuta y en otras ciudades de la región, con el objetivo de desarrollar una acción totalmente humanitaria. Es con ese abordaje que el grupo de misioneros ya se encuentra en la ciudad de Cúcuta, iniciando la llamada Misión Colombia Humanitaria, que actúa en un contexto aún más complejo que en Roraima, pues, sumados a los venezolanos, están los propios colombianos, que buscan, dentro de su propio país, regiones libres y menos influenciadas por el conflicto armado que hace décadas aflige y divide el país. Sin entrar a considerar las causas de estas situaciones, la Fraternidade está buscando condiciones para desarrollar sus acciones, que ya se iniciaron. Los misioneros están actuando en un lugar que asiste a niños, tanto venezolanos como colombianos, ofreciéndoles, en esta etapa, actividades creativas y de juego, gracias a las cuales se reencuentran valores humanos, una educación básica va entrando en la vida de los pequeños y los niños empiezan a encontrar, dentro de sí mismos, una seguridad que les permite crecer con menos traumas y con alguna esperanza.

En paralelo a esto, la Fraternidade está actuando en la ruta que une la ciudad de Cúcuta con Pamplona, distribuyendo kits para los caminantes que entran en Colombia por Cúcuta y siguen caminando hacia Pamplona, en dirección a Bogotá. Es una trayectoria que, en la mayoría de los trechos, se realiza a pie y en condiciones de paulatino agotamiento, que necesita de una atención inmediata hasta que los caminantes —muchos de ellos mujeres, niños y ancianos— puedan disponer de soluciones y ayudas más duraderas. Está prevista la distribución de un alimento a lo largo de la ruta, para que los caminantes, por lo menos, puedan seguir adelante alimentados para los próximos pasos de sus objetivos: llegar a Bogotá, establecerse en la capital colombiana de alguna manera o descender a Ecuador y/o Perú.

Para que la Fraternidade pueda realizar sus actividades, se necesitan donaciones voluntarias de colaboradores y simpatizantes de estas actividades e iniciativas. Todos los fondos recaudados se canalizan para la compra de pasajes para que los misioneros lleguen a Cúcuta, para el alquiler de una casa y para los gastos de alimentación y cuidados básicos que tiene un grupo promedio de quince personas.

La Fraternidade está buscando socios que se interesen en financiar estas actividades de manera permanente, así como colaboradores que se dispongan a donar y, así, permitir que las actividades se desarrollen, para que se alcancen las metas de colaborar con el equilibrio de la región.

Si usted es sensible al tema de la crisis de los refugiados, colabore con su donación, pues esto se reflejará en un equilibrio dentro del panorama humanitario complejo en el cual Sudamérica ya está insertada, directa o indirectamente.

Done Ahora