Done aquí

Amor y Servicio a los Reinos

Início » Amor y Servicio a los Reinos
Amor y Servicio a los Reinos 2016-11-01T19:20:37+00:00

La actual fase de degeneración de todos los Reinos de la Naturaleza nos hace reflexionar sobre cuanto precisamos ofertarnos, como seres humanos, para atenuar este desequilibrio, que afecta no solo a la humanidad como un todo, sino a todo el universo manifestado.

A pesar de la grave amenaza que tal situación representa para el planeta, surge aqui una oportunidad de evolucionar y de crecer en consciencia, a través de la práctica diaria del servicio desinteresado e incondicional a todas las expresiones de vida. Esta oferta de sí para la difusión del bien y del amor, sea hacia nuestros semejantes como hacia los Reinos Animal, Vegetal y Mineral, es un requisito que permea  todo el trabajo realizado, de forma grupal y fraterna, en todos los sectores de la Fraternidade.

 

Las Comunidades-Luz y las Asociaciones de Servicio buscan colaborar con los Reinos de la Naturaleza, incluyendo a los que no son tangibles y visibles a los ojos humanos, como el Elemental, el Dévico y el Espiritual. Esta estrecha actuación, integrada y colaborativa, entre los grupos de servicio humano y los Reinos, trae el sentido de unidad y unión con la Obra del Creador.

Escuche el audio de Trigueirinho sobre el temaicone-audio

Asi como los Reinos Vegetal y Animal, el Reino Mineral también está sumamente desequilibrado por la acción del hombre, especialmente con relación al agua, escasa y extremamente contaminada. Como se sabe, el agua es un elemento clave para el equilibrio energético y magnético del planeta.

Como en las Comunidades-Luz buscamos la práctica del Principio de Austeridad, apuntando al perfeccionamiento del trabajo de consciencia grupal sobre el uso correcto y consciente de todos los recursos disponibles. Esa concienciación se traduce en muchas acciones prácticas, tales como el reaprovechamiento del agua, la aplicación de paneles solares como fuente de energía, el uso de leña obtenida de los árboles caídos, el uso de cocinas solares, la transformación de los residuos orgánicos en abono, entre otras medidas que hacen parte del día a día de las Comunidades.

Adicionalmente, la presencia de los lagos trae una gran oportunidad para todos los que se aproximan a estos lugares para trabajar en colaboración con el Reino Mineral, con la simple intención de servir, de manera incondicional y abnegada. Por otro lado, la emanación de energías sutiles de estos lugares es un factor preponderante en la cura y en el equilibrio de los cuerpos humanos, así como para la transmutación de energías en los seres.

Esencialmente, los plantíos sirven como fuente de alimento; con todo, tienen la función silenciosa de colaborar con el hombre en su integración con los reinos paralelos de los Devas y el Mineral. Las tareas de preparación del suelo, siembra, poda, abono y cosecha llevan en consideración la relación con la estructura de seres en los planos internos, como los Devas, que sustentan toda la vida vegetal del planeta.

Más allá de la cuestión productiva, que apunta a alimentar a los seres, la integración y unión fraterna con los vegetales es la parte más significativa del trabajo, sin la cual, la evolución del hombre y de los demás Reinos no se da. Esta consciencia abre inmensas posibilidades de uso de las plantas en la cura de enfermedades físicas y sutiles, además de servir de base para los procedimientos terapéuticos realizados en las Comunidades, en especial, en la Casa Luz de la Colina.

Con el objetivo de adecuar las tareas a esta orientación y brindar los cuidados correspondientes al Reino Vegetal, fueron creados grupos especiales en la Comunidad Figueira. Ellos son: Grupo de los Árboles, Grupo de los Plantíos, Grupo de las Semillas y, Grupo de los Pomares y Jardines.

Cada integrante estable que reside en las Comunidades-Luz, tiene como orientación básica ofertarse para acoger a un perro, el cual, queda bajo sus cuidados y formación, dando una oportunidad para que el animal desarrolle su núcleo interno y, así, evolucione.

En estas comunidades también son acogidos algunos animales de gran porte, como bueyes y caballos, lo que representa un gesto simbólico de oferta para el desarrollo de una vida fraterna y en comunión con el hombre. De igual modo, no existe explotación de los animales y antes bien una donación mutua entre los reinos. En algunos casos, algunos bovinos son rescatados de los mataderos, lo que simboliza una contribución a esa expresión de vida.

En algunas situaciones, el trabajo se amplía a los perros y gatos, y muchos de ellos son castrados y vacunados, con el fin de recuperarlos y donarlos a terceros, teniendo siempre en cuenta la continuidad de ese servicio de oferta de amor a los animales. Otros quedan en forma estable en la comunidad, bajo la orientación de los respectivos tutores.

Dentro de la Comunidad Figueira, en Carmo da Cachoeira, existe el Sitio de los Reinos, un sector acoplado a la Casa Luz de la Colina. En ese lugar, ya fueron acogidos alrededor de 200 animales callejeros; muchos de ellos están pasando por intensos procesos de recuperación del estado de abandono, violencia, enfermedades y heridas. Posteriormente, son ofrecidos a las familias de la región y a instituciones de rescate de animales.

Escuche el audio de Trigueirinho sobre el temaicone-audio